​Cómo comprar moto nueva y acertar en la elección

​Cómo comprar moto nueva y acertar en la elección

La venta de motocicletas alcanza los máximos anuales en verano, más en estos tiempos con las restricciones de acceso a las zonas centrales de las ciudades y con los precios de los combustibles en máximos históricos.

Verano, tiempo de moto. En este tiempo, la venta de motocicletas alcanza los máximos anuales, más en estos tiempos con las restricciones de acceso a las zonas centrales de las ciudades y con los precios de los combustibles en máximos históricos.


Ante una compra tan motivadora y excitante como es la de una moto, hemos de enfrentamos a un proceso de selección en el que valorar diferentes alternativas que nos harán dudar si la moto elegida es la que realmente se ajusta a tus necesidades y, desde luego, a tus posibilidades.


Si hacemos caso a la sabiduría popular, para el buen motero, después de su casa, la moto es la compra más importante que va a realizar en su vida. Al menos, la más ilusionante, porque la moto tiene mucho de medio de transporte práctico y racional, pero, además, también para una buena parte de los moteros es su compañera de aventura, diversión y momentos de ocio. De ahí que debemos combinar adecuadamente los criterios de corazón y cabeza para acertar en la decisión final.


Atracción fatal


El impulso emocional nos lleva a elegir habitualmente el diseño que más nos gusta. Sin embargo, primero deberíamos centrarnos en qué tipo de moto es el que necesitamos. El caso más claro es que si tu radio de acción es exclusivamente la ciudad, deberías dejarte enamorar por un scooter, que también los hay muy atractivos. Los grandes scooters son igualmente excelentes motos de turismo, con los que se puede viajar durante largos trayectos de forma segura y cómoda, pero si lo tuyo es la carretera, elige tu moto concreta en función del tipo de desplazamiento, trazado o necesidades y decídete por algo más específico como una Turismo, una Trail o una Custom.


Escucha al profesional


Si no tienes mucha experiencia, déjate asesorar por los profesionales para acertar en el tipo de moto que necesitas. Ten en cuenta que las deportivas actuales son prácticamente motos de circuito y por tanto muy exigentes en lo físico y en lo económico para ser utilizadas a diario por la calle. Una Sport Touring no resulta tan extrema y no le faltan emociones, pero si en tus salidas no faltan las pistas, la mejor elección es una Trail off-road; o una Trail “asfáltica” si tus aventuras discurren por trazados de montaña y malos asfaltos. Con las Custom se viaja paseando… algo que también identifica a las naked, y ambas son una solución idónea si no te gustan los scooters y te mueves habitualmente entre calles.


En fin, deja que tu cabeza elija el formato y tu corazón, el diseño.


El tamaño importa


Compra una moto que sientas que la controlas, que no te domine ella. Es vital que sentado llegues con los pies al suelo. Que en parado te sientas capaz de aguantar su peso. Y en marcha, que no te sobrepase la respuesta del motor. Por tu seguridad y comodidad, siéntete hábil en tu moto, nunca torpe o inseguro.


Estreno o reestreno


Cada uno debe conocer sus posibilidades económicas, pero ten en cuenta que los gastos de uso y mantenimiento de una moto van acordes a su precio de adquisición. Por tanto, hemos de valorar si merece la pena hacer un esfuerzo económico. También, decidirnos por una moto nueva o una usada, con pros y contras en cada caso, que cada uno debe valorar. En caso de elegir una moto usada, debes informarte de su pasado, valorar su estado de conservación… y probarla antes de comprarla. De nada sirve ahorrarte un dinero si, por otro lado, tienes que gastarlo en revisar o reparar la moto. Lo más recomendable es realizar la compra a través de una tienda, que ya habrá revisado la moto y te ofrecerá una garantía.


Si es tu primera moto y quieres familiarizarte con el mundo de las dos ruedas, con vistas a un cambio de moto inmediato, una moto de segunda mano en buen estado tiene más sentido. Por otro lado, en una moto nueva te aseguras de que todo está en perfectas condiciones, el gustazo de estrenar es superior, pero, claro, esto se paga.

Comentarios